Custodia de la documentación de la Comunidad, dando fe de los acuerdos, posibilitando su aplicación con criterios profesionales de forma ágil y eficaz, y expidiendo certificados de deuda o corriente de pago para una correcta reclamación judicial o transacción inmobiliaria.

       Control y seguimiento de los contratos de servicios de la Comunidad.

       Contratación, renovación y/o despido del personal que la Comunidad decida tener a su servicio, fijando las condiciones de trabajo y salario de conformidad con las leyes y convenio vigente.

       Preparación de ITE (Inspección Técnica de Edificios) tal y como indica la normativa actual.

    Salida a Bancos o Cajas, Ayuntamientos y otros Organismos para cuestiones de la comunidad.

       Tramitación de certificados de situación de cargas para las propiedades que los soliciten.
    Atención personalizada a los miembros de la Junta Directiva que se acerquen por la Administración.
       Atención personalizada a los propietarios sobre cualquier consulta relacionada con su comunidad.
    Asistencia y acompañamiento a las Juntas Directivas en juicios, notarías, etc. donde sea necesaria la mediación o intervención de un profesional.
       Mediación entre los propietarios y la constructora para la subsanación de deficiencias.

    Poner en conocimiento de la Comunidad toda la Reglamentación, Ordenanzas y Normativas a las que están obligadas las Comunidades de Propietarios para cumplir con la Legislación vigente.

       La Administración al hacerse cargo de la Comunidad, procede a hacer un estudio general del estado de la misma, revisión de todos los contratos tanto laborales como de mantenimiento y propuestas para la mejora del servicio.

    gallery/images-index08
    gallery/imagenes-edificio2
    gallery/images-index32